Lema Institucional



Educar para: La vida, el mejoramiento de la sociedad, el medio ambiente y el emprendimiento

18/11/16

A  LUIS EDUARDO

En mi trasegar como educadora tuve la fortuna en el año 94 de conocer a Luis Eduardo con quien tuve el honor de compartir, organizar los festivales de arte para los colegios de Mesitas y crear el periódico “Semillas”, él con su despliegue de creatividad y compromiso supo llevar a feliz término éstos y otros proyectos, también fuimos discípulos de otro gran líder, el señor Vanegas.
Luis Eduardo llega en el año 2008 a la Institución Educativa Departamental Miguel Antonio Caro, antes,  en el  2007 como a las cuatro de la tarde me asomé a la ventana de la coordinación y de repente vi llegar a Luis Eduardo,  sentí alegría,  sí era él,  llegaba la persona a quien habían anunciado unos días atrás,  llegaba un líder,  bajé corriendo, lo invité a mi oficina, exclamé ¡No me diga que usted es el rector que viene para acá! Se sonrió y agregó, no me vaya a presentar como el rector, estoy mirando, posiblemente sí.  Sentí optimismo porque en la institución se vivían momentos de desesperanza, definitivamente necesitábamos un mago que nos diera una manita para sacar adelante el colegio.
Llegó Enero y el liderazgo de Luis Eduardo,  en el primer año organizó  la parte administrativa, cada quién tendría claro que función asumir,  luego el sistema de notas y de paso un canal a la vanguardia de las comunicaciones, “el correo electrónico” dolor de cabeza para muchos en su momento,  ganamos en autoridad,  pero también en bondad,  nos enseñó a reclamar lo que le pertenecía al colegio, sus recursos económicos,  de ahí en adelante son innumerables las acciones para que la institución comenzara a ser reconocida ¡Qué tan difícil tarea! ¡Qué tenacidad, rompió los paradigmas contra todos los pronósticos!
Su sentido humano se vio  reflejado cuando da a los estudiantes el lugar privilegiado, la atención y la importancia  que ellos se merecen. El sentido de nuestra labor. 
Toda su obra en sus nueve años de labores en la comunidad funzana fue centrada en acoger a sus estudiantes para que tuvieran  proyectos de vida exitosos.
Nos empezamos a sentir reconocidos, con él llegaron los premios: Primer blog mundial de información en educación con certificación internacional, fruto de muchas noches en vela,  el premio Santillana,  innovación voto virtual, su participación activa en el diseño de las  R.A.I.C.E.S a nivel municipal, un Manual de Convivencia resignificado, el incentivo otorgado por el Ministerio de Educación Nacional por el ISCE, la certificación en TICS para los docentes y directivos, la motivación para el progreso personal de sus funcionarios y docentes, son muchos los procesos e innovaciones que trajeron el progreso con la llegada de él,  fue innegable su liderazgo.
Hoy lo recuerdo en especial con su sonrisa, su optimismo y alegría contagiosa,  su amor por los estudiantes,  por la educación,  por sus amigos y su familia.
Recuerdo sus chistes de todos los colores en la caseta de doña Guillermina a la hora del almuerzo,  su palabra amable y tranquilizadora,  su positivismo ante los momentos difíciles y su inteligencia extraordinaria.  Un hombre de retos.        
Siempre estará presente en nuestra mente y en nuestros corazones, con la herencia de la responsabilidad de continuar su obra.
Gracias por su amistad, gracias por su apoyo, gracias por sus orientaciones gracias  eternamente gracias. 


Con amor fraterno: Luz Elena Chíquiza C.